Tamarindo

Al norte de Guanacaste se encuentra Tamarindo, una hermosa y larga playa de arena casi blanca muy popular para el turismo. Esta playa debe su nombre a los numerosos árboles frutales de tamarindo que la bordean. Tamarindo es uno de los pueblos costeros más desarrollados de Costa Rica. En pocos años, esta pequeña ciudad se ha convertido en un balneario muy conocido por sus fiestas y también muy americanizado. Es el punto de visita reconocido de los estadounidenses que viajan a Costa Rica durante sus vacaciones. En Tamarindo hay también muchos lugares para irse de compras, desde pequeñas tiendas de artesanías hasta las tiendas de lujo. Hay para todos los presupuestos. Las infraestructuras son muy modernas y siguen surgiendo nuevas construcciones: hoteles, comercios, bares, discotecas, pero afortunadamente, la playa se mantiene preservada.

La playa de Tamarindo es también un lugar ideal para el surf o windsurf. Las corrientes son perfectas para la práctica de estos deportes. También usted podrá bañarse y nadar en algunos lugares, siendo prudente, o simplemente relajarse en la playa. Otras actividades se ofrecen como esquí acuático, kayak, cabalgatas o pesca recreativa (otra especialidad de la región), buceo, snorkeling, excursiones en el manglar, etc. En la región, el clima tropical es muy soleado, podrá disfrutar de estas actividades en cualquier momento del año.

Además, si visita Tamarindo entre los meses de octubre y enero, tal vez podría tener la oportunidad asistir a un espectáculo excepcional, el desove de las tortugas baulas. De hecho, es en esta región del norte de Guanacaste que se encuentra la población más importante de las tortugas baulas. Las tortugas baulas o Laúd son tortugas marinas que miden hasta 2 metros de largo y pesan hasta 700 kg. Las tortugas no son las únicas especies que buscan refugio en esta región. Caminando usted podrá encontrar otros animales como cocodrilos en los manglares, monos balanceándose de árbol en árbol o numerosas aves migratorias haciendo una pausa en su viaje.