Puerto Viejo

Puerto Viejo de Talamanca es un pequeño pueblo de pescadores en la costa caribeña de Costa Rica. En esta región, viven los indígenas Bribri y Cabécar, muchos Jamaiquinos, así como los descendientes de colonos españoles. El centro del pueblo es muy animado, especialmente durante la temporada alta. Se encuentra muchos restaurantes que proponen deliciosa comida local, también hay muchos bares con buen ambiente donde usted puede pedir una cerveza o un cóctel escuchando música y a veces disfrutando un concierto de un grupo local de reggae, calipso y música costarricense o internacional. Puerto Viejo se extiende a lo largo de playas paradisíacas, así como la Playa Negra con su arena negra al norte o Punta Uva al sur. Estas playas bordeadas de palmeras están prácticamente desiertas en temporada baja y si lo desea, puede alquiler bicicletas en el centro del pueblo para visitar algunas de ellas en un mismo día. Al atardecer, los artesanos se instalan a lo largo de la calle principal. Si quiere comprarse un recuerdo, proponen joyas muy bonitas hechas a mano.

Desde Puerto Viejo, también podrá ir hasta el Parque Nacional de Cahuita que se sitúa a unos 30 minutos de ruta. Puede ir con su carro de alquiler o con el bus local haciendo el trayecto diario entre los dos pueblos. El parque está abierto de las 6 am hasta las 4 pm y si ingresa por el centro de Cahuita, se le pedirá una donación en la entrada. Senderos señalizados lo llevarán a hermosas playas en donde puede bañarse. Se puede aún bucear con tuba y mascara para admirar la vida submarina impresionante gracias a la presencia de un importante arrecife de coral. La fauna silvestre de medio terrestre, es también increíble y en camino podrá cruzarse con monos, mapaches, tucanes, y reptiles como iguanas, lagartijas, tortugas, ranas o incluso serpientes.

Además, otro lugar imperdible en Costa Rica es la reserva indígena Bribrí. Ubicada a 20 minutos de Puerto Viejo, se puede visitar de diferentes maneras, reservando un tour de un día,  realizando un tour de chocolate u hospedándose una noche dentro de la comunidad indígena Bribrí. El cacao es un fruto que los Bribrí consideran como una planta sagrada. Lo usan por ejemplo durante algunos rituales pero también por sus virtudes medicinales. Los habitantes de la reserva le harán una demostración paso a paso, de cada etapa del proceso necesario por la realización de una barra de chocolate, empezando desde la cosecha del cacao. Al final del recorrido se encuentra una pequeña tienda para que pueda llevar a casa estos productos locales.